Gauchos a caballo frenaron una movilización kirchnerista a Lago Escondido y hoy se espera otra marcha

Decenas de baqueanos impidieron que los militantes de diversas agrupaciones afines al gobierno utilizaran un camino privado que conduce a las orillas del lago y también a la mansión de Joe Lewis.

Ocurrió en Río Negro. Las autoridades locales reforzaron la seguridad por temor a incidentes frente a la finca del empresario británico Joe Lewis.

La columna principal de la llamada 7° Marcha por la Soberanía de Lago Escondido, compuesta por unas 500 personas integrantes de diversas organizaciones kirchneristas, fue frenada por un grupo de baqueanos a caballo a la entrada del camino de Tacuifí que conduce directamente al lago y a la propiedad del empresario inglés Joe Lewis.

Lago Escondido: manifestantes atacaron la reja del camino privado

Los baqueanos, muchos de ellos jóvenes y adolescentes, cerraron con candado la gruesa reja negra y se ubicaron detrás de ellas utilizando incluso sus caballos para que no exista la menor posibilidad de que los militantes ingresen. “No pueden pasar esto es propiedad privada“, le indicaron a los militantes.

Mientras tanto, la segunda columna continúa avanzando por el escarpado camino de montaña y que también conduce a las orillas del lago.

A su vez, la policía de Río Negro dispuso un operativo que incluye a unos 70 agentes, pero la consigna de los efectivos de seguridad parece ser no intervenir a menos que resulte indispensable.

Entre los dirigentes y militantes que se vieron en la entrada del camino directo estaban Magdalena Odarda, Sergio Maldonado (hermano de Santiago), mientras que Jorge Rachid, médico personal de Milagro Sala lideraba al grupo que iba por el sendero de montaña.

Vecinos relataron que en los días previos a esta manifestación descubrieron en la zona vehículos que pertenecerían al ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Aníbal Fernández.

Alrededor del mediodía, miembros de la columna principal utilizaron sus kayak para navegar por el lago Soberanía que está en el recorrido y encendieron fuego en sus orillas, dos acciones prohibidas por la Secretaría de Ambiente de Río Negro.

En uno de los videos que circulan se observa a Rachid recostado en una embarcación mientras pregunta: “¿cuanto sale el viajecito hasta acá?”.

Los manifestantes instalados en el camino de Tacuifí llevaban numerosas pancartas, una de ellas decía: “Fuera ingleses de la Patagonia y Malvinas”. En rigor, Lago Escondido es mucho más accesible ahora que cuando estaban los antiguos dueños, los Montero, cuentan los vecinos de la zona. Entonces, en los 90, el camino de Tacuifí se llamaba Montero y era básicamente una huella.

A lo largo de los años, Lewis inició numerosas acciones tendientes a sostener vínculos con los vecinos que incluyen visitas guiadas de escuelas y otras organizaciones, permisos de pesca, y hasta una pista de vehículos que construyó especialmente para los fanáticos de El Bolsón.

Durante la noche y la madrugada previa a la marcha los gauchos de la zona utilizaron mensajes en Whatsapp para alertar a la población de El Bolsón y Bariloche por la avanzada de la columna.

“Queridos vecinos de la comarca, soy propietario de un campito en El Foyel, dónde somos agredidos por gente que viene de Buenos Aires, hoy llegaron un montón de micros a querernos atropellar, a tirarnos el portón abajo, y necesitamos su apoyo. Vienen patotas, vienen barras bravas, viene sindicalismo, les agradecemos si alguno puede ayudar”, indicó un conocido productor, Pablo Puchi en uno de los audios que circuló.

De acuerdo a los datos entregados por los propios organizadores, hasta la zona de El Foyel llegaron 30 vehículos, muchos colectivos, transportando a unos 500 militantes listos para ingresar por el camino de Tacuifí.

También informaron que llevan consigo 1 tonelada de pertrechos para asegurarse un largo acampe, algo que no pudo llevar adelante Juan Grabois y los suyos que en diciembre partieron después de una noche muy fría y debido a la falta de agua y alimentos.

Cada año la marcha es impulsada por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca). Entre las organizaciones que participan, se estima que en total serán 120, figuran La Cámpora, Mesa Coordinadora por la Defensa por la Soberanía del Río Paraná, Movimiento Popular Los pines, Movimiento Socialista de los Trabajadores, Frente de Izquierda, Grupo Bolivar, Grupo por la Soberanía, entre otros.

El año pasado la Cámara de Apelaciones de Bariloche confirmó un fallo de 2013 para que se habilite el camino de Tacuifí, la empresa apeló al Superior Tribunal de Río Negro.

Los manifestantes, desde hace 7 años, exigen que se abra un camino público al espejo de agua.

La columna de la denominada Marcha por la Soberanía fue interrumpida por baqueanos a caballo en la entrada del camino de Tacuifi, en Río Negro.

Este miércoles se espera la mayor concentración de activistas frente a la tranquera de la propiedad privada y las autoridades temen que haya incidentes. Es por esto que reforzaron la seguridad del lugar con un mayor número de policías rionegrinos.

A fines de diciembre, Juan Grabois, dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), se adelantó a la marcha anual organizada por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua y realizó un acampe dentro de la propiedad de Lewis después de ingresar por la fuerza.

Diario La República / Andes / LN+

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.