Dólar soja 3: liquidaron US$ 94 millones, pero el BCRA compró solo US$ 2 millones

La entidad pagó $ 300 por dólar. El blue subió $ 4, llegó a los $398 y marcó un nuevo récord nominal histórico.

La maquinaria del “dólar soja 3” lentamente se pone a andar. Este miércoles se registraron las primeras operaciones de la tercera ronda de este tipo de cambio diferencial para el agro que totalizaron liquidaciones por US$ 93,96 millones comprados a $ 300. En la calle, el precio del dólar blue se recalentó, subió $4 y volvió a tocar un nuevo pico nominal, al cerrar en los $398.

Luego de que el martes el Central logró vencer una racha negativa de casi un mes, el organismo pudo terminar la rueda con un saldo positivo de US$ 2 millones, el mismo que había registrado el día anterior, por lo que redujo el rojo de abril a los US$ 513 millones.  El organismo mantiene un rojo de más de US$ 3.500 millones este año, y atravesó los primeros tres meses de 2023 con una dinámica de ventas que no se había visto en las últimas dos décadas.

Panadería Belén

El martes el Central finalmente emitió la Comunicación B12511, en la que instruyó a los bancos cómo debían ser las cuentas especiales, dolar linked, en las que los exportadores debían depositar los fondos liquidados. Estas cuentas, distintas a las que se habían usado en las dos ediciones anteriores del programa, requirieron  trámites administrativos que recién se pudieron realizar desde este lunes.

Fuentes del Central adelantaron que este jueves el Directorio de la entidad aprobará una norma que permite ingresar las prefinanciaciones y no liquidarlas por 180 días, algo que estuvo vigente en las dos versiones anteriores del dólar soja pero que no fue utilizado. De todas formas, los ingresos de este “primer día” del dólar soja 3, son un 76% menores de los que se habían registrado en el comienzo del programa original.

En ese entonces, con un tipo de cambio de $200, que representaba una mejora del 30% respecto a lo que se le venía pagando a los productores del agro, ingresaron el pasado 5 de septiembre unos US$ 400 millones al MULC, en una rueda que había sido calificada por los hombres del mercado como “un éxito”. En total, en ese primer mes de vigencia del programa se habían conseguido liquidaciones por más de US$ 7.500 millones.

Aunque en el agro todavía hay dudas sobre esta nueva edición del programa y en muchos sectores reclaman un precio más alto para sus dólares, en el mercado creen que, por el impacto de la sequía en la cosecha, los productores comenzarán tarde o temprano a acelerar estas liquidaciones.

Para el analista Andrés Reschini, esta vez el panorama “es más incierto” que en las dos ediciones anteriores: “No está claro cuánto se va a cosechar ni cuánto va a entrar de los nuevos productos que incluye porque no tenemos antecedentes. Veo posible que se alcance la meta de Reservas Netas del segundo trimestre aunque no está garantizado”, dijo.

Al mismo tiempo señaló, que por efecto de la sequía, los productores del agro tienen un margen menor de elección que otros momentos. “Este año en muchos lugares se terminó sembrando más tarde y la cosecha va a arrancar más tarde”, dijo y añadió: “el agro está muy ahogado financieramente. Hay lugares donde proveedores ya cortaron los créditos y nos les entregan más ni gas oil. Los propietarios de campos están preocupados por cobrar, así como el resto de los proveedores por lo que más allá de si el precio es bueno o malo, no tienen mucho margen”.

El organismo que preside Miguel Pesce “dejó correr” al tipo de cambio oficial 48 centavos por encima de su cierre anterior para que cerrara en los $214,24 para la venta. “En los tres primeros días de esta semana el tipo de cambio mayorista subió $ 3,02, por encima de los $2,21 de la semana pasada, aproximándose a los $3,23 de aumento en la semana que terminó el 31 de marzo”, indicó el operador Gustavo Quintana.

De esta manera, el organismo aceleró su ritmo diario de devaluación para acercarlo al de la inflación proyectada por las consultoras, cercano al 7% mensual.

En tanto, en el mercado paralelo, el dólar blue se recalentó, en mayor medida como respuesta a la nueva normativa de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que introdujo cambios en el “parking” para la compra de bonos asociadas a la operatoria de contado con liquidación. El precio del billete saltó $4 y quedó al borde de los $400.

Por último, los dólares financieros se habían movido al alza durante toda la rueda, finalizaron con leves bajas.

NE

Ana Clara Pedotti / Clarin.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.