Así se ejecutó la “emboscada” a Daniel Scioli: el motivo secreto del enojo con Alberto Fernández

El embajador guardará silencio, pero sintió que el Presidente lo crucificó. La cena de la “traición”, las jugadas por atrás y la frase del tiro del final: “Daniel, si te llama Cristina no la atiendas”.

Por María Fernanda Alonso

En estas horas, Daniel Osvaldo Scioli se autopercibe un “forro”. Usado. Si hay un precepto que nutre al peronismo es el que dice: “el que avisa no traiciona”, y así andan por la vida avisando. Pero una cosa es la traición con notificación y otra, la emboscada.

TN pudo reconstruir cómo se ejecutó el puñal por la espalda que sintió el exmotonauta cuando Alberto Fernández le dijo “bajate, el candidato de la unidad es Sergio Massa”. Ni su mamá llegó a tanto cuando antes de una competencia de offshore le decía: “Daniel, por favor, corré despacio”.

El silencio en el entorno del embajador es sepulcral. ¿La fe sciolista? No positiva. Pese al total hermetismo, este medio logró identificar al menos tres indicios que llevaron a Scioli a sospechar de que fue “víctima” de una crucifixión con saña.

Alberto Fernández en Brasilia, el lunes. (Foto REUTERS/Adriano Machado).
Alberto Fernández en Brasilia, el lunes. (Foto REUTERS/Adriano Machado).Por: REUTERS

La cena en La Ñata con la familia presidencial

En la noche del jueves, después de la presentación de la lista en el ND Ateneo, el teatro de Pepe Albistur, el locador de Alberto Fernández en Puerto Madero y esposo de Victoria Tolosa Paz, todos se fueron a La Ñata. El Presidente apareció en la residencia de Tigre del exmotonauta con la primera dama Fabiola y su hijo Francisquito.

“Estuvieron Daniel, su mujer, Alberto, Fabiola, Pepe, Vicky y Santiago (Cafiero). Cenaron y hablaban de las PASO cuando ya en ese momento estaban negociando por atrás. Fue una traición hecha y derecha”, le dice a TN un dirigente que trabajó para la campaña Scioli Presidente, el incondicional.

Daniel Scioli, el lunes en Brasil. En las próximas horas volvería a la Argentina (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)
Daniel Scioli, el lunes en Brasil. En las próximas horas volvería a la Argentina (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)Por: AGUSTIN MARCARIAN | REUTERS

“Daniel, si te llama Cristina no la atiendas”

La reunión en La Ñata terminó pasada la 1.30 del viernes, el día que iba a consumarse la “traición”. Entonces, Scioli recibió una advertencia de madrugada: “Daniel, si te llama Cristina no la atiendas”.“No me va a llamar. Yo no me bajo”, respondió para que no desconfíen de él y recibió un golpecito en la espalda. La jeringa ya estaba empuñada.

¿Por qué Alberto Fernández no quería que DOS hablara con Cristina Kirchner? ¿La estirada cena en La Ñata fue la ”fullera” manera del Presidente para controlar que Scioli no entablara diálogo con el kirchnerismo y supiera de la negociación que ya estaban ejecutando CFK, Massa, AF y los gobernadores por una lista de unidad?

Para AF era funcional que Scioli siguiera con su candidatura mientras negociaba la fórmula de síntesis.

El “no, gracias” de Agustín Rossi

A DOS ya le habían soltado la mano. Agustín Rossi -ahora compañero de fórmula de Massa- era su candidato a vice cantado. Pero unos días antes se excusó con “te lo agradezco, pero no”.

Entonces, con Alberto Fernández acordó que la fórmula sería Scioli-Tolosa Paz. Ya estaba decidido: la ministra de Desarrollo Social iba a bajar su candidatura a gobernadora para activar el plan Y: una PASO con dos listas a presidente (Wado versus Scioli) y una a gobernador, con un Kicillof indiscutido. Ya tenían abrochado al rector de La Matanza, Daniel Martínez, como primer senador y a Mayra Arena en segundo lugar. Esa era la sorpresa que tenía preparada Scioli para el cierre de lista, pero la sorpresa se la dieron a él.

El viernes al mediodía, las negociaciones entre CFK, Massa y Alberto entraron en fase de definición. Ya estaban discutiendo el vice, cuando a DOS se lo veía -ajeno a todo- entrar y salir en la oficina de la calle Balcarce, cerca de la Casa Rosada, con la camisa fuera del pantalón, a destajo para el cierre de listas. “Estaba enchufadísimo”, dicen.

Ultimaban listas cuando el llamado de AF los dejó sin habla y enfurecidos. Todo tan precipitado que Alberto Pérez apenas llegó a reunir a un par de colaboradores que la noticia ya estaba en los titulares.

Leé también: “Todo para La Cámpora”: la furia de intendentes peronistas con Máximo Kirchner por los lugares en las listas

El “Massazo”

“Te traicionaron Daniel, te traicionaron. Hay que decir que vos no te bajaste, nos cagaron”, le repetían y entonces DOS le pidió a su hija Lorena, jefa de campaña, que saliera con una historia de Instagram que tituló “La traición”.

La historia que sigue es más o menos ya conocida. Cristina Kirchner habló con él el domingo. Ella le dijo: “Daniel yo quería que fueras a la lista de Diputados”. Él: “A mí nadie me ofreció eso, me hablaron del Parlasur y dije que no”. El bombazo: Santiago Cafiero le “chafó” la banca, según algunos. “Es imposible que Santiago haga hecho eso. Pregúntenle a (Juan Manuel) Olmos”, se defienden del otro lado.

“A Santiago ya lo conocíamos. No lo quiere nadie. Pero Vicky…. evidentemente hablaba con Máximo”, se quejan. ¿Y Alberto? Sin repetir y sin soplar, listan: “Es un traidor serial. Se cagó en Losardo, Kulfas, Solá, Guzmán, Biondi -¡su amigo!”. ¿Y Cristina? “Ojo, ella también lo cagó. Hasta el final lo torturaron con los avales. Pero era más lógico porque estábamos en la vereda de enfrente”, le reconocen.

Scioli volvió al país y se reunió con Cristina Kirchner. De las horas que compartió cara a cara con Alberto Fernández en Brasil no deja trascender palabra, sí la sonrisa borrada. Ahora él y Wado de Pedro saben que eran apenas un puente en la farragosa topografía del peronismo.

Cristina Kirchner -explícita- y Alberto Fernández dejaron saber que Massa era el candidato del descarte. La síntesis. No da igual ser “el elegido” que llegar con trabajo de parto. CFK quería a Wado. AF propuso a Gabriel Katopodis para la “unidad”. Ante el no, quiso meter a Tolosa Paz de vice.

“El nombre de Agustín Rossi lo tiró Máximo porque Alberto Fernández quería poner a Victoria Tolosa Paz”, dijo palabras más, palabras menos la Vice -delante de “El Candidato”- en el acto del lunes que usó para curar el relato K sobre el desenlace de las PASO. Y subrayó: “Los gobernadores no querían a Massa sino una lista de unidad”.

Sergio Massa, junto a Cristina Kirchner, durante el acto por la recuperación del avión que se utilizó para los "vuelos de la muerte" de la ESMA. (Foto: Ministerio de Economía).
Sergio Massa, junto a Cristina Kirchner, durante el acto por la recuperación del avión que se utilizó para los “vuelos de la muerte” de la ESMA. (Foto: Ministerio de Economía).

“Simpático”, dijo STM cuando le preguntaron sobre el acto con CFK. ¿Cómo sigue la campaña? “Con gestión, territorio y ojalá, con inteligencia”, dicen cerca del ministro de Economía y esperan en las próximas horas dar a conocer el acuerdo con el FMI. ¿Van a ir a buscar a los heridos por la baja de Scioli? “Seguramente”, contestan.

El futuro de Daniel Scioli

En las oficinas de Scioli, empezaron a vender papelitos. Los 150 mil avales (multiplicados por 8, como marca el reglamento) están destinados a los carros de los cartoneros. Un vuelto en comparación con los millones que demandó la abrupta y corta campaña. Quizá alguno termine en las huestes de Juan Grabois, la canasta por la izquierda de la PASO oficialista.

El lunes, sentada la izquierda de Massa, Cristina Kirchner citó a Antonio Gramsci: “El pesimismo de la inteligencia (de la razón, dijo ella) y el optimismo de la voluntad”, apuntó y advirtió: “Perooooo, si hay demasiada voluntad puede devenir en voluntarismo y entonces hay que corregir y moderar”.

Subrepticiamente, CFK se colocó en el lugar de “la razón” y a Massa en el de “la voluntad” que ella “deberá mediar”. Con el “optimismo“ de Scioli ahora ya sabemos qué pasó.

Fuente: TN

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.