Adiós Frente de Todos: el kirchnerismo presentó “Unión por la Patria” con críticas a Macri y el FMI

Contrarreloj, el kirchnerismo finalmente aceptó la competencia interna en las PASO que pedía el sciolismo. El Frente de Todos pasará a llamarse “Unión por la Patria”.

El Frente de Todos, la maquinaria electoral peronista construida por Cristina Kirchner en 2019, llegó a su fin. De ahora en más la coalición que buscará renovar el mandato oficialista 2023-2027 se llamará “Unión por la Patria, una denominación que superó las divisiones intrapartidarias y se oficializó en medio de la cuenta regresiva del plazo para la inscripción de alianzas en la Justicia Electoral. 

La confirmación de la nueva denominación del oficialismo ocurrió este miércoles 14 de junio después de que sus principales figuras, Cristina y Máximo Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa, dirimieran sus diferencias en torno a las condiciones reglamentarias de cara a la competencia en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto.

La explicación del nuevo sello

Desde la nueva cuenta en redes sociales el flamante sello dio a conocer los motivos detrás del cambio que busca “ampliar el espacio político”. Nuestro país está frente a una encrucijada histórica. Tenemos una oportunidad única para poner a la Argentina en una senda de crecimiento económico con inclusión social“, indicaron desde Twitter.

20230614 Unión por la Patria
“UP”, el nuevo sello electoral del oficialismo.

En el hilo, advirtieron por el regreso de “los sectores más reaccionarios de la oposición”, mencionando a “quienes protagonizaron los gobiernos de De la Rúa y Mauricio Macri” que “pretenden volver hoy con las mismas recetas pero de manera más rápida y contundente”.

“A través de discursos de odio y violencia, proponen la construcción de un país para pocos que incluye la eliminación de sus adversarios políticos. Esta vez no ocultan sus intenciones, están a la vista de todos: dolarizar la economía, endeudar a nuestro país y hacer pagar el costo del ajuste no sólo a los que menos tienen -como siempre-, sino también a la clase media”, indicaron.

Más allá del cambio de nombre, los partidos políticos que configuran la coalición oficialista serán prácticamente los mismos que en 2019 y 2021: el Partido Justicialista, Frente Renovador, Kolina, Nuevo Encuentro, Partido de la Victoria, Frente Grande, Partido Comunista, Partido Solidario, entre otros.

El detrás de escena 

La denominación que busca despegarse del gobierno de Alberto Fernández fue el resultado de un vertiginoso proceso de negociaciones internas llevadas a cabo por dirigentes de primera y segunda línea en las últimas semanas.

Una de ellas fue por la candidatura presidencial de Daniel Scioli, que el kirchnerismo finalmente aceptó de la mano de Máximo Kirchner, quien se reunió con referentes del sciolismo para establecer la letra chica del reglamento de la interna, según contó este medio.

Desde que definieron los aspectos generales, ahora los dirigentes del ex Frente de Todos se enfocaron en las condiciones reglamentarias para la competencia en las PASO. En tanto, el kirchnerismo bajó la vara respecto al piso mínimo que debe sacar una lista para colar nombres en la nómina definitiva fue reducido del 40 al 30 por ciento, a pesar de que continúan los tironeos de otros sectores para achicarlo aún más.

Candidatos del Frente de Todos
El nuevo sello oficialista tendrá diez días para definir las candidaturas a presidente y vicepresidente, y nóminas definitivas para las PASO.

Otra discusión no saldada tiene que ver con definir a partir de qué puesto de la nómina definitiva de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, la lista perdedora en las PASO podrá incluir nombres propios.

Por su lado, ya habría acuerdo respecto a la regla de que cada sector presente listas propias en todas las jurisdicciones, sin entrecruzamientos ni candidatos compartidos. Si esto se confirmara, Scioli no podrá acoplar el tramo de su boleta presidencial a la de Axel Kicillof como precandidato a gobernador bonaerense, quien encabeza las encuestas de intención de voto (pese a que aún no está confirmada su participación por ese distrito).

Además de Daniel Scioli, por ese sector que agrupa al sciolismo y al albertismo negocian la potencial precandidata a gobernadora bonaerense Victoria Tolosa Paz y el ex jefe de Gabinete bonaerense Alberto Pérez, reforzado con la participación del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

Definición de candidaturas presidenciales

Luego de la inscripción del sello, la flamante alianza tendrá diez días para dirimir la parte más complicada: la definición de listas de candidatos, incluidos a presidente y vice. Más allá de Scioli o Juan Grabois, por el momento no hay confirmación respecto a la fórmula a la presidencia que presentará el oficialismo desde el kirchnerismo o el massismo. 

Un posible precandidato por este espacio es el ministro de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Otro nombre que suena es el jefe de Gabinete Agustín Rossi. Por último, aún no se descarta que la vicepresidenta Cristina Kirchner le pida Kicillof que ocupe ese lugar en detrimento de su aspiración a la reelección del Ejecutivo bonaerense.

cd / ds

Fuente: Perfil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.