Suspensión electoral en San Juan y Tucumán: para el Presidente es “una clara intromisión en el proceso democrático”

En la Casa Rosada no esperaban un fallo como el que se conoció hoy, pero interpretaron que es una expresión de un tribunal que favorece a la oposición

El presidente Alberto Fernández cuestionó en duros términos el fallo de la Corte Suprema que suspendió las elecciones de este domingo en Tucumán y en San Juan al calificarlo como “una clara intromisión en el proceso democrático y la autonomía de las provincias”. Lo hizo a través de un comunicado oficial de la Casa Rosada, que después tuiteó el propio mandatario.

“La Corte Suprema se alineó hoy con la oposición para anticiparse a lo que se preveía como posibles triunfos del peronismo en las provincias de San Juan y Tucumán el próximo domingo”, acusó el Gobierno.

En el mismo texto Fernández cuestionó al expresidente Mauricio Macri, quien “ante las derrotas electorales que la derecha macrista y los autodenominados libertarios sufrieron en las elecciones del pasado domingo, acusó a las provincias argentinas y a sus gobernadores electos y ciudadanos de ser parte de una rémora feudal. Este es un concepto absolutamente despectivo hacia las provincias de nuestra Patria y hacia la esencia de la democracia Argentina que está cumpliendo cuarenta años de vigencia. Esos tristes conceptos de un expresidente, negadores del federalismo que nos rige, constituyeron claramente un anticipo del fallo que recién conocimos”.

Y finalmente considera “imperioso que la Corte de Justicia de la Nación deje de entrometerse en la institucionalidad de las provincias argentinas y deje a la gente votar. Es el pueblo el que debe elegir sin intromisiones de ningún tipo. La intromisión judicial en procesos electorales daña profundamente la convivencia democrática y altera peligrosamente la institucionalidad que tanto preservamos”.

Pocos minutos después del comunicado del Gobierno quien se expresó en Twitter fue el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, quien sostuvo que: “una vez más la Corte Suprema actúa como partido judicial”, al sostener que “en un mismo día suspendió las elecciones provinciales de San Juan y Tucumán” y el presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, “deslizó con sutileza frente a un influyente auditorio que podrían intervenir en las decisiones de política monetaria del país”.

Rossi prosiguió con sus señalamientos al afirmar que se trató de ”una decisión temeraria y solo puede generar intranquilidad y zozobra en la vida institucional de los argentinos y las argentinas”. Y agregó que: “curiosamente todo esto pasa mientras la Cámara de Diputados avanza en el proceso de juicio político contra los cortesanos”, en referencia al proceso iniciado a pedido del Gobierno, en enero pasado.

Miembros de la corte suprema, Ricardo Lorenzetti; Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkrantz; Horacio Rosatti y Martín Soria
Miembros de la corte suprema, Ricardo Lorenzetti; Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkrantz; Horacio Rosatti y Martín Soria

En el Gobierno hubo sorpresa esta tarde, apenas pasado el mediodía, con la decisión del máximo tribunal de suspender las elecciones de este domingo en Tucumán y San Juan, que junto a los comicios en Tierra del Fuego, La Pampa y Salta auguraban un súper domingo electoral. Los lazos completamente quebrados entre el máximo tribunal y el Ejecutivo hacen que en Balcarce 50 se enteren de los fallos por los medios y no antes, lo que los deja sin una reacción inmediata que supere al impacto de la noticia. Por eso, tras conocerse ambas resoluciones en la sede de Gobierno pedían tiempo para leer las dos resoluciones con los argumentos del máximo tribunal. El comunicado oficial, de hecho, recién se conoció dos horas después de la decisión de la Corte.

Con el paso de los minutos iniciales hubo, en off, una lectura casi unánime de que los fundamentos del fallo eran correctos y estaban ajustados a derecho, por lo que jurídicamente las resoluciones no eran factibles de críticas. De hecho había quienes recordaban un fallo similar en Santiago del Estero, con un mismo planteo y otras firmas de cortesanos, también cinco días antes de los comicios. Pero en todo momento apuntaban al tiempo en el que el máximo tribunal falló. A cinco días de que se concreten los comicios señalaban el impacto “social” y “económico” de las decisiones. “Esto impacta desde lo económico, porque ya estaba todo en marcha hasta en el ánimo de la gente. Simbólicamente muy pesado que a cinco días de ir a votar te digan que no vas a poder hacerlo”, esgrimían.

Tras la sorpresa el malestar era innegable en Casa Rosada. Ambas provincias eran triunfos descontados para el oficialismo que necesita de esas victorias para ir respaldándose de cara a un frente electoral complejo a nivel nacional.

Los gobernadores Manzur y Uñac, ayer, en San Juan
Los gobernadores Manzur y Uñac, ayer, en San JuanPrensa Uñac – LA NACION

Entre las reacciones encadenadas respecto de achacarle un decisión de tinte opositora a ambas resoluciones enmarcaban el tuit de la precandidata presidencial por Cambiemos, Patricia Bullrich. “Les frenamos las reelecciones a Uñac y Manzur”, comenzaba el tuit de la exministra y en Casa Rosada no dudaban en ver en ese “les” la “asociación” o “cercanía” entre los jueces y la oposición.

“A la mañana (el presidente de la Corte, Horacio) Rosatti nos critica la política de emisión monetaria y a la tarde falla a favor de la oposición, todo muy normal”, ironizó un funcionario con despacho en Balcarce 50 en referencia a las declaraciones del ministro de la Corte en la jornada organizada por la Amcham (Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina).

La primera reacción del kirchnerismo fue la del diputado Leopoldo Moreau, quien en las redes posteó: “La Corte de Magnetto y Saguier acaba de suspender las elecciones de Tucumán y San Juan. ¿Qué dirán ahora algunos propios y extraños que negaban que el Partido judicial estaba dispuesto a proscribir a Cristina Fernández de Kirchner? Sólo el pueblo movilizado lo puede impedir”.

En el oficialismo estaban quienes también veían hoy que resolución de la justicia y la forma en que se enteró el Gobierno volvió a dejar en evidencia la falta de reacción del Ejecutivo para relacionarse con el Poder Judicial, desde los comienzos de la gestión de Alberto Fernández. En sus tres años y medio de gestión la administración del mandatario primero no supo o no pudo tender puentes con el máximo tribunal y luego terminó de dinamitar cualquier atisbo de relación con la decisión de pedirles el juicio político. Fue a comienzos de este año cuando el mandatario, alentado por una serie de mandatarios provinciales, pidió el jury para Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

Cecilia Devanna

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.