Movilización del campo: Original protesta de ganaderos: ofrecieron “vaca china” al asador

Productores de Bahía Blanca montaron dos asadores para mostrar por qué están en contra de la prohibición de exportar carne.

Por Gabriel Bermúdez

En Bahía Blanca, los productores protestaron cocinando una vaca de exportación junto a un novillo de consumo interno.

Bahía Blanca (corresponsal).- De un lado, un novillo mediano, de unos 400 kilos, de esos de los que salen los cortes que habitualmente se encuentran en las carnicerías y luego van a la parrilla. Del otro,una vaca vieja, de las que pasaban de largo en el mercado local e iban a China.

Ambos cocinándose, enfrentados y a la espera de los comensales que acepten el desafío gratuito. ¿Cuál eligen? Con esta propuesta, ganaderos de la zona de Bahía Blanca se ubicaron desde el atardecer del jueves en uno de los accesos a la ciudad para comenzar a preparar el original menú del Día de la Independencia.

Entrada la noche, los asadores ya estaban colocados, la leña dispuesta y el fuego recién iniciándose. La oscuridad se pasó con frío y viento, entre mate y mate. El amanecer llegó con niebla y las primeras luces del día dejando ver la dorada transformación de la carne, con el aroma desparramándose en derredor. Para antes del mediodía, ya estaba todo listo para degustar.

“Buscamos que la gente entienda que el gobierno determinó la prohibición para una categoría que no es para el consumo interno” explicó Marcelo, uno de los productores que organizó la protesta gastronómica. “Esta es una vaca marginal, que cuando da el último ternero, se muere en el campo. No baja al mercado, porque no se vende ni barata” describió sobre el sector menos concurrido por los degustadores.

En Bahía Blanca, los productores protestaron cocinando una vaca de exportación junto a un novillo de consumo interno.

En Bahía Blanca, los productores protestaron cocinando una vaca de exportación junto a un novillo de consumo interno.

“Al menos para nuestra región, donde llueve muy poco y el suelo es duro, se trata de una pérdida total. Hay miles de vacas muriéndose yel reclamo es urgente”, alertó el ganadero, respecto de la consecuencia de mantener la prohibición de exportar ese tipo de animal. En el sudoeste bonaerense, la producción bovina, junto al trigo, son las principales actividades del agro.

Para Heriberto, la de limitar la venta al exterior se trata de una“medida insensata” y que le provoca un gran daño a toda la cadena. “Pierde el productor al que la vaca se le muere, el transportista que la llevaba al mercado, los frigoríficos, los consignatarios y los exportadores. Y el país, porque no entran dólares. Pierden todos”, sentenció.

“El consumidor argentino no está acostumbrado a ese tipo de carne, por eso no se ve habitualmente en las carnicerías. Pero en China, la procesan y la comen con otros alimentos. No tiene sentido que no nos dejen exportarla”, afirmó el productor. Agregó que desde que se intervino al mercado, “el precio del kilo vivo bajó, pero no en los mostradores”.

Además de la reunión en torno al fuego y la carne, la concentración tuvo otros ingredientes habituales para una protesta. Varias banderas argentinas, la entonación del Himno Nacional y un sorteo entre los concurrentes. No faltó tampoco el “aplauso para el asador”.

Algunos productores habían aportado la carne, otros la leña y entre todos, juntaron dinero para la protección de los asadores del viento y los baños químicos. A primera hora de la tarde, ya habían pasadounas quinientas personas por el comedor improvisado y al aire libre que se montó en la rotonda de la ruta nacional 33.

El resultado del desafío gastronómico era claro. Mientras se iban los últimos cortes del novillo, varios trozos de la “vaca china” como la bautizaron los organizadores, aguardaban todavía por algún consumidor.

NE

Fuente: Clarin

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.