Luis Caputo anunció un dólar oficial a $800 y recortes en obra pública, subsidios, pauta oficial y transferencias a provincias

El ministro de Economía hizo un diagnóstico de la “peor herencia recibida” y adelantó que el gobierno de Javier Milei matizará la inflación que se viene con refuerzo en la ayuda social; “Si seguimos así, vamos a un hiperinflación”, aclaró

Ir a notas de Francisco Jueguen

Francisco Jueguen

El ministro de Economía de Javier Milei, Luis Caputo, anunció una fuerte devaluación del peso, anticipó recortes en el gasto público, una disminución “al mínimo” de las transferencias a las provincias”, paralización de la obra pública -con excepción de las que están en marcha-, quita de subsidios al transporte y la energía y un refuerzo de la ayuda social. Caputo grabó dos veces el mensaje y demoró su difusión.Después de las 19, la transmisión arrancó en el canal de Youtube de Milei.

El eje central del mensaje del ministro fue la suba del dólar oficial de 400 que había dejado Sergio Massa a 800. Al comienzo del mensaje, “Toto” trazó un duro diagnóstico de la “peor herencia recibida”, como había hecho Milei en su discurso inaugural, y explicó por qué, a su criterio, los otros gobiernos “fracasaron” al controlar la inflación. “Atacaban las consecuencias y no las causas”, consideró.

Adelantó que matizarán la inflación de los próximos meses (”Que será peor que antes”, aclaró) con planes sociales, aumento en la AUH y en la Tarjeta Alimentar. “Pero sin intermediarios”, dijo.

“Si seguimos así, habrá hiperinflación”, diagnosticó.

Caputo explicó por qué no se logra bajar la escalada de precios. “En la Argentina se gasta más de lo que se recauda. Funciona igual que en sus casas, si el país tiene que gastar más de lo que recauda, le pide al FMI, a los bancos o al Banco Central. Financiar ese déficit con deuda genera problemas financieros; si se financia con emisión del Banco Central, el valor del peso cae”, aclaró.

Modashop: Urquiza 1301 – Chajarí

El ministro consideró que la ineficacia en el combate a la inflación es que siempre se actúa “sobre las consecuencias, no sobre las causas”. “Esa es la razón por la que las crisis se repiten y se repiten”, manifestó.

“De los últimos 123 años, la Argentina tuvo déficit fiscal en 113 y siempre tuvo que buscar ese déficit”, manifestó. “Para muchos, el tomar deuda es un capricho del ministro de Economía de turno. No es así”, ejemplificó. “Venimos a solucionar el problema de raíz”, sentenció. “Tenemos que solucionar la adicción al déficit fiscal”, agregó.

“Las medidas tienen como finalidad neutralizar la crisis”, advirtió y adelantó los anuncios:

  • No se renovarán los contratos laborales que tengan menos de un año de vigencia.
  • Se decreta la suspensión de la pauta oficial por un año.
  • Conforme a la Ley de Ministerios, las carteras pasan de 18 a 9 y las secretarías de 106 a 54: “Esto va a redundar en una reducción de más del 50% del gasto de la función pública”, analizó.
  • Reducción al mínimo de las transferencias a las provincias.
  • El Estado nacional no va a licitar obra pública y cancelará las que se haya licitado y hayan comenzado.
  • Reducción de los subsidios a energía y transporte. “Se pagan con inflación”, indicó.
  • Mantener los planes potenciar trabajo y mantener las políticas sociales sin intermediarios.
  • Dólar oficial a $800: “Vamos a sincerar el tipo de cambio oficial 800 pesos. Esto va a estar acompañado por un aumento provisorio del impuesto país a las importaciones y a las retenciones de las exportaciones no agropecuarias. Finalizada esta emergencia Vamos a avanzar en la eliminación de todos los derechos de importación, que entorpecen el desarrollo argentino”.
  • Sobre las importaciones, dijo: “Reemplazaremos el sistema de importaciones SIRA por un sistema estadístico y de información de importaciones que no requerirá de la información previa de licencias”.
  • También anunció que se duplicará la AUH y un 50% la Tarjeta Alimentar
Discurso de Luis Caputo
Discurso de Luis CaputoCaptura

Alta inflación y caída de la economía

Los anuncios de Caputo se dan en medio de una inflación que terminará este año rozando los 200%, la más alta en más de tres décadas, y en un contexto de recalentamiento total de los precios desde este mes. Mañana se conocerá el IPC de noviembre, que rozaría un 12%. Para este mes, se espera un dato incluso mayor.

La suba acelerada de los precios promete golpear a los más vulnerables. La primera semana de diciembre cerró con una inflación en alimentos y bebidas de 8,2%, según EcoGo, y en todo el mes alcanzaría una variación del 28%. En LCG previeron un 7,4%. Para FIEL, los alimentos subieron un 5,4% en la primera semana del mes, 15,2% comparado en cuatro semanas y 203,6% en 12 meses.

Por otra parte, las consultoras privadas estiman una caída de la economía de casi tres puntos, teniendo en cuenta la grave sequía, el impacto de la inflación sobre el consumo, la volatilidad del tipo de cambio y los problemas que sufrieron las empresas para importar en los últimos meses por las restricciones oficiales.

“Contendrá un paquete de medidas que vayan en torno a atacar la urgencia o a cubrir esta urgencia económica en la que estamos inmersos. En virtud de evitar una catástrofe mayor, que ya todos estamos transitando, donde entendemos que la situación es grave y somos conscientes de la que la situación puede ser peor, el presidente Milei y todos vamos a hacer lo posible y lo imposible por intentar evitarlo”, calificó a las medidas de Caputo el vocero presidencial, Manuel Adorni, este mañana en conferencia de prensa.

Esto es “hacer lo imposible en el cortísimo plazo para cumplir lo prometido y evitar la catástrofe”, agregó y luego completó: “Estamos inmersos en una de las crisis más profundas de la historia y además nos encaminamos a una hiperinflación. La decisión es evitarla. La inflación que vamos a evitar seguramente sea mucho más devastadora que lo que fue la hiperinflación de los años 89-90. Por eso nuestra preocupación y la urgencia en las medidas que Milei está tomando”.

Adorni además adelantó un recorte de cargos políticos, con un nuevo organigrama estatal. El Gobierno, en su esfera nacional, pasó de 18 ministerios a nueve, una reducción de 50%. En términos de secretarías, hasta el 10 de diciembre eran 106 y en esta gestión pasaron a ser 54 (una reducción de 29%), enumeró Adorni. Y en términos de subsecretarías, hasta el 10 de diciembre el gobierno nacional contaba con 182 subsecretarías; ahora serán 140, hubo una reducción de 23%. “Falta todavía mucho para anunciar en materia de recorte de gasto público. Estamos en el día a día y contrarreloj”, dijo.

En ese marco, con más de 40% de pobres en la Argentina, con más de tres de cada 10 ocupados por debajo de la línea de pobreza y con ingresos cayendo hace seis años, el gran desafío de Milei y el equipo de Caputo es alinear precios relativos (dólar y tarifas) y ajustar el rojo sin mayorías en el Congreso y evitando que la conflictividad social escale en los meses en que se llevará a cabo la “estabilización”.

Francisco Jueguen

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.