La lanzó la COREBE y el gobierno del Chaco 

Alerta epidemiológica por cianobacterias en el río Bermejo

La aparición de estos microorganismos similares a algas, tornó a verdeazulado el curso del Bermejo. El Ministerio de Salud de la provincia del Chaco advirtió del riesgo de consumir o bañarse en este agua. El gobierno de Salta informó que se aplica un protocolo especial para potabilizarla.  

«Debido a la baja propia del periodo de estación seca, para esta época del año suele registrarse el crecimiento de algas verdeazuladas. A tal fin, se aplica un protocolo de tratamiento que incluye la incorporación de carbón activado en los procesos de potabilización», sostuvo ayer el gobierno de Salta, dos días después de que la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE) alertara sobre la presencia de cianobacterias en el agua de este curso de agua que nace en el Estado Plurinacional de Bolivia, recorre las provincias de Salta, Chaco y Formosa y desemboca en el río Paraguay. 

El gobierno salteño informó que la empresa prestataria del servicio de agua en la provincia, Aguas del Norte, «aplica, año a año, un protocolo especial atendiendo a esta situación, en el marco del sistema de gestión integral que se realiza en esa cuenca».

El 25 de noviembre el gobierno de la provincia del Chaco emitió un «alerta roja» avisando a la población ribereña que no debe bañarse en el curso de agua y mucho menos consumir el agua cruda. En esa provincia generó una reacción urgente la presencia de las algas tóxicas en el río, que en un tramo, luego de pasar el Trópico de Capricornio en Salta, se divide en dos brazos, el río Teuco y el río Bermejito, y vuelve a reunirse a la altura del paraje Confluencia, en el Chaco. 

El comunicado del Ministerio de Salud del Chaco fue replicado por la COREBE y organizaciones no gubernamentales como Gran Chaco Proadapt. Sin embargo, el gobierno de Salta pareció restarle gravedad al asunto. «Este es un fenómeno que sucede todos los años», afirmó.

Al momento de explicarlo, resaltó la influencia del cambio climático. La presencia de algas «tiene lugar a partir de la conjunción de distintos fenómenos climáticos: aumento de la temperatura cambio climático mediante; la temporada seca propia de la época del año; y una bajante en la media de las precipitaciones, que se viene produciendo hace más de veinte años», detalló. 

Añadió que con el fin de llevar agua potable a la población, «todos los años Aguas del Norte realiza un trabajo de remoción del río para contrarrestar este fenómeno, a la par que se incorpora carbón activado en el proceso de potabilización».

“Es una tecnología que forma parte del protocolo que realiza el gobierno provincial y Aguas del Norte hace ya muchos años. La presencia de algas verdeazuladas ya se viene registrando hace más de veinte años en la cuenca del Río Bermejo que atraviesa el territorio salteño”, agregó el secretario de Recursos Hídricos, Mauricio Romero Leal, en declaraciones que cita el comunicado del gobierno. 

“Riesgo de intoxicación por cianotoxinas”

En el comunicado del 25 de noviembre el Ministerio de Salud de la provincia del Chaco informó que el Ministerio de Ambiente, el Servicio de Agua y Mantenimiento Empresa del Estado Provincial (SAMEEP) y la Administración Provincial del Agua (APA) habían informado sobre la presencia de algas tóxicas en las aguas del río Teuco – Bermejo, y se había confirmado en una muestra tomada en Puerto Lavalle «la existencia en altas concentraciones de cianobacterias» que pueden producir «toxinas que al contacto con humanos y animales causan síntomas variables de intoxicación que puede ser de leves hasta provocar compromiso del estado general dependiendo del tiempo y la vía de exposición a las cianotoxinas».

Y si bien no se han registrado casos graves de intoxicaciones por esta causa, la cartera de Salud chaqueña entendió que «es importante considerar el riesgo que representa y establecer un estado de alerta», y lanzó una de nivel «Grado 3, alerta roja”.

Entre las medidas de prevención, recomendó “No consumir agua cruda de fuente directa del Río Bermejo. No bañarse en aguas del Río Bermejo. Mantener las mascotas alejadas del curso de agua del Río Bermejo”.

También previno que se “Deberá consultar al sistema de salud ante un contacto con agua contaminada y la aparición de los siguientes síntomas: dolor abdominal, náuseas, vómitos, dermatitis, conjuntivitis o rinitis, dolores musculares, ardor de vía superior, reacciones de tipo alérgico».

Fuente: Página 12

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.