Aerolíneas tiene ocho aviones fuera de servicio por el temporal y crecen las críticas por la falta de precauciones para evitar que se dañaran

Ex encargados de mantenimiento señalaron que no se respetaron protocolos para resguardarlos.

La compañía aseguró que este lunes normalizó los vuelos tras las cancelaciones del día anterior.

Las imágenes y videos que se viralizaron por redes sociales muestran aviones de gran porte, con la altura de un edificio de dos pisos, que giraban sobre sí mismos sin oponer resistencia al viento y se llevaban puesto lo que estuviera en su camino, desde escalerillas hasta mangas para el abordaje de pasajeros.

Esa fue una de las caras del temporal viento que en la madrugada del domingo arrasó con la provincia de Buenos Aires. En el Aeroparque metropolitano las ráfagas de viento huracanado dejaron fuera de servicio a 16 aviones de Aerolíneas Argentinas.

También hubo daños en aviones estacionados en otros dos aeropuertos de la Provincia: en Ezeiza, un avión de LATAM terminó impactando contra una escalerilla con el fuselaje. Y en San Fernando, el viento dio vuelta a cinco avionetas, según un reporte de la concesionaria Aeropuertos Argentina 2000.

Durante el domingo, Aerolíneas y las demás líneas aéreas debieron suspender su operación durante toda la madrugada hasta media mañana, porque Aeroparque había quedado fuera de servicio con ramas y chapas desperdigadas por el viento.

En el caso de Aerolíneas, a esa situación general se sumó que 16 de sus 80 aviones quedaron fuera de servicio. En total, durante el domingo 145 vuelos de Aerolíneas fueron demorados o cancelados, lo cual a su vez afectó a 17.000 pasajeros.

Un día después del temporal, ocho de esos 16 aviones continúan fuera de servicio, pero los vuelos fueron normalizados, según informó la compañía.

“Quedan ocho aviones fuera de servicio, pero la operación está normalizada”, dijeron fuentes de Aerolíneas. “Pusimos a volar aviones Airbus A330 (aviones de doble pasillo) hacia el sur y eso permite una mayor capacidad para reacomodar a los pasajeros que habían quedado varados”, agregaron.

Si bien el sábado a la noche también habían quedado estacionados en Aeroparque aviones de JetSmart y Flybondi, el temporal dañó sólo a aviones de Aerolíneas.

Aviones de Austral, Aerolìneas y JetSmart estacionados en Aeroparque durante el temporal del domingo. 16 aviones de Aerolìneas quedaron fuera de servicio.

Aviones de Austral, Aerolíneas y JetSmart estacionados en Aeroparque durante el temporal del domingo. 16 aviones de Aerolíneas quedaron fuera de servicio.

Los aviones de la línea aérea estatal son muchos más que los de Flybondi y JetSmart. La flota de Aerolíneas es de 80 aviones, de los cuales varias decenas pernoctan cada noche en Aeroparque. Flybondi y JetSmart, entre las dos, no llegan a los 30 aviones. De modo que había mayor cantidad de aviones de Aerolíneas expuestos a las ráfagas de 140 kilómetros por hora.

Pero con el correr de las horas, también aparecieron críticas sobre la falta de precauciones o directamente la desidia a la hora de tomar las precauciones necesarias frente a un temporal que desde varias horas antes se sabía que avanzaba desde el sur de la Provincia.

“Todo lo que antes se hacía se dejó de hacer. Los equipos de tierra como escalerillas tienen que tener un lugar de guardado, los aviones se calzan y se frenan con el “Parking Brake”, un sistema equivalente al freno de mano en el auto. Pero todo eso hay que controlarlo cada seis u ocho horas, lo cual evidentemente no se hizo”, dijo un ex piloto de la empresa.

Un antiguo empleado de mantenimiento, que se ocupaba de los aviones de Austral, contó en off cómo operaban cuando se venía una sudestada fuerte como la del domingo.

“Recuerdo cuando nos avisaban en Austral que venía tormenta, en aquella época la información nos llegaba a través de las escalas o bien por el propio Servicio Meteorológico. Entonces colocábamos los aviones mirando al sudoeste para oponer menor resistencia al viento, con todas las ruedas calzadas con topes y sin ningún accesorio o escalera alrededor. Cuidábamos los aviones. No hay manera de que la gente de Aerolíneas no supiera que venía la tormenta, se sabía dos o tres horas antes de la actividad que venía de Bahía Blanca. Han dejado los aviones así nomás, con las escaleras sin guardar. Hubo aviones que se corrieron por el viento. Imaginate ahora lo que cuesta pagar todo eso”.

Desde Aerolíneas fueron consultados por las precauciones que la empresa tomó antes del temporal. “No hay comentarios para hacer por el momento”, fue la respuesta.

En los otros dos aeropuertos donde hubo aviones dañados cambia la responsabilidad de quien estuvo a cargo, pero también se puede observar que no se tomaron las precauciones necesarias.

En Ezeiza, donde la prestadora del servicio de rampas es la empresa también estatal Intercargo, un avión de LATAM también terminó siendo desplazado por el viento y su fuselaje pegó contra una escalerilla que no había sido previamente retirada.

Los efectos de las fuertes ráfagas de viento sobre una avioneta Cessna 208B Caravan estacionada en San Fernando. Los efectos de las fuertes ráfagas de viento sobre una avioneta Cessna 208B Caravan estacionada en San Fernando.

En San Fernando son los responsables de los hangares quienes tienen a su cargo el servicio de rampas. Se trata de un contrato entre privados, de la concesionaria del hangar con la empresa dueña del avión. Igual las imágenes que se viralizaron expusieron situaciones como una avioneta fuera de servicio dada vuelta (no tenía hélice) u otra de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), el organismo creado precisamente para controlar que las líneas aéreas comerciales cumplan con las normas.


Luis Ceriotto

Luis Ceriotto

Editor de la sección Economía/Pyme. lceriotto@clarin.com

Fuente: Clarin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.