A pesar de tener tobillera electrónica, cometió dos estafas y un robo

Un hombre de 27 años está involucrado en al menos tres causas por cuentos del tío y un asalto que se concretaron en Paraná.

Pese a contar con una tobillera electrónica por una denuncia por violencia de género, realizó las estafas y un violento asalto: sus movimientos fueron seguidos por personal de la División Delitos Económicos, que reunió datos e información que apuntalaron las sospechas sobre su accionar.

El acusado tenía un impedimento para acercarse a su expareja. Por tal motivo, se dispuso colocarle un dispositivo electrónico de control. Sin embargo, incurrió en nuevos delitos.

Estafas y robo

El hecho más grave está vinculado con una tentativa de estafa y asalto a una mujer de 87 años, que vive en calle Paraguay. A la víctima, el 23 de noviembre le realizaron un llamado telefónico haciéndose pasar por un sobrino, quien le decía que los billetes que tenía los debía cambiar porque iban a salir de circulación. A los pocos minutos se hicieron presentes en el domicilio de la abuela de 87 años, dos hombres que querían hacerle firmar un supuesto papel para cambiar los billetes. La señora sospechó, y se negó a abrirles, por lo que ingresaron por la fuerza a la vivienda, pateando la puerta, amordazándola y maniatándola con un pañuelo.

Tras amenazarla y hacerle pasar un mal momento, le robaron 50.000 pesos en efectivo.

En el inicio de la investigación se logró establecer que el sospechoso era la persona que tenía asignado el dispositivo eléctrico por violencia de género, ya que marcó su ubicación en el interior de la vivienda de la mujer asaltada.

Tras las investigaciones, este sábado a la tarde, personal de la División Delitos Económicos y de la Dirección de Investigaciones realizó dos allanamientos en calle Libertad y en calle Tibiletti del barrio Giachino, donde se procedió al secuestro de 49.000 pesos, y un equipo de telefonía celular.

Por estas investigaciones iniciadas, sumadas a otros procesos en los cuáles está sospechado de participaron, al acusado se le dictó, luego de la causa por Violencia de Género, la prisión domiciliaria con el mecanismo de control electrónico.

Tal vez por esta situación de no poder salir de su domicilio, llevó a que no pudiera gastar prácticamente el dinero que le robaron a la víctima de calle Paraguay, y de esa manera, es que se recuperó casi todo el botín.

Fuente: UNO Entre Ríos


Volver:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.