Todo lo que se sabe hasta ahora del Boeing 747 venezolano que trajo iraníes a la Argentina

El avión venezolano no pudo aterrizar en Uruguay y sus tripulantes no pudieron explicar el motivo de su viaje. Cinco iraníes están posiblemente relacionados con la fuerza Al Quds, rama de operaciones en el extranjero de la Guardia Revolucionaria Iraní.

Darío Silva D’Andrea

El avión venezolano con tripulación iraní aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza solo pudo despertar intensas sospechas sobre las actividades que las personas iban a realizar en Argentina.

Mientras el gobierno nacional camina a tientas sobre el asunto y la justicia toma medidas preventivas, la presencia del Boeing 747 sigue siendo un misterio. 

Esto es lo que se sabe hasta ahora:

Cómo llegó el avión a la Argentina

La aeronave que llegó a Argentina el 6 de junio procedente de México pertenece a la empresa empresa Transportes Cargo del Sur (Emtrasur) , una filial de la venezolana Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios aéreos (Conviasa), bajo sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros y Sanciones del Departamento del Tesoro estadounidense (OFAC).

El Boeing 747-3B3(M) Dreamliner de matrícula YV3531 fue comprado por Emtrasur a la iraní Mahan Air, que es acusada por Estados Unidos de transportar cargas militares en aviones civiles.

«La propiedad del Boeing 747 retenido en Argentina no tiene nada que ver con Mahan Airlines», aclaró Amir Hossein Zolanvari, un portavoz de esa aerolínea, en declaraciones a la agencia iraní IRNA. Agregó que la propiedad de la aeronave fue transferida a la empresa venezolana y que no se trataba de un alquiler.

Emtrasur 20220613
La aeronave de carga que llegó a Argentina el 6 de junio procedente de México pertenece a la empresa empresa Transportes Cargo del Sur (Emtrasur).

Perfiles, Fábrica de aberturas, Portones levadizos

Dr. Casillas 805 – 3456 49 41 49 ó 62 04 34

El avión de carga, con 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes, arribó con autopartes. Aterrizó el lunes 6 de junio en Córdoba, como consecuencia de la neblina en Buenos Aires, y por la tarde, se dirigió a Ezeiza.

En declaraciones a La Nación, diputado nacional Gerardo Milman dijo que el avión «apagó el transponder, que es como un GPS del avión, en su vuelo Córdoba-Buenos Aires» y afirmó que había hecho escala en Ciudad del Este, «donde había 29 pasajeros» de los 10 «se quedaron en esa ciudad».

Por qué no pudo aterrizar en Uruguay y volvió a Buenos Aires

Debido a que en Argentina no lograban que ninguna empresa le proveyera combustible, por temor a las sanciones a las que podría recurrir EEUU, el avión partió a Uruguay.

Pero el 8 de junio, la aeronave sobrevolaba el Río de La Plata cuando tomó conocimiento de que tenía prohibido transitar por el espacio aéreo uruguayo, así que volvió a la terminal de Ezeiza.

Consultado al respecto, el ministro uruguayo de Defensa, Javier García, dijo que obtuvo una «información que había recibido el Ministerio del Interior [Luis Alberto Heber] de agencias extranjeras» y ordenó que la aeronave «retornara si no había una razón humanitaria».

García no aclaró de qué se trataba la información, pero según la prensa uruguaya tuvo que ver con las sanciones del Tesoro de Estados Unidos contra Venezuela e Irán.

Emtrasur 20220613
El Boeing 747 aterrizó el lunes 6 de junio en Córdoba, como consecuencia de la neblina en Buenos Aires, y por la tarde, se dirigió a Ezeiza.

Qué se hizo en Ezeiza tras el aterrizaje

En el Aeropuerto, la delegación fue recibida por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Aduana, la Dirección de Migraciones y la Policía Federal al recibir información de inteligencia aportada por distintas agencias del mundo.

«Con posterioridad al ingreso se recibe información de organismos extranjeros que advertían acerca de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán», explicó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández a Radio Perfil.

Los controles rutinarios detectaron «cosas que no eran lógicas. Habían declarado una tripulación que era menor a la que viajó y eso llevó a una investigación», señaló Fernández.

Según el juez Villena, la aeronave «fue sometida a un exhaustivo control por parte de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), personal de la Dirección General de Aduana (DGA), Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y de la Policía Federal Argentina (PFA)».

Qué transportaba el avión

El avión transportaba presuntamente autopartes y otros componentes destinados a la producción de paneles de instrumento y asientos para la camioneta Taos, de la marca Volkswagen, pero la compañía que adquirió esas autopartes (SAS Automotriz SA), como Volkswagen Argentina desvincularon del vuelo de Emtrasur.

Volkswagen dijo que esas piezas las compra directamente de SAS Automotriz SA, quien a su vez encarga el envío de estos componentes procedentes de Querétaro (México) a Forwarder Fracht USA, una compañía internacional que presta servicios logísticos.

«La relación entre Forwarder y la compañía aérea para que las mencionadas piezas lleguen a la Argentina es algo que SAS Automotriz Argentina SA desconoce y no tiene relación alguna», dijo SAS Automotriz SA.

Emtrasur 20220613
El Boeing 747-3B3(M) Dreamliner de matrícula YV3531 fue comprado por Emtrasur a la iraní Mahan Air, investigada en Estados Unidos por supuestos lazos con fuerzas militares de Teherán.

Quiénes son los cinco tripulantes iraníes del avión

Los cinco tripulantes iraníes del avión retenido -Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi- deberán seguir a disposición de la justicia en Argentina, ante la sospecha de que pudieran pertenecer a empresas vinculadas a la Guardia Revolucionaria iraní.

El Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán (IRGC) se creó hace 40 años para defender el sistema islámico del país y proporcionar un contrapeso a las fuerzas armadas regulares.

Desde entonces, se convirtió en una importante fuerza militar, política y económica de la República Islámica, con nexos estrechos con los más altos líderes del régimen. Se estima que la Guardia tiene más de 190.000 efectivos activos, cuenta con sus propias fuerzas terrestres, armadas y aéreas, y supervisa las armas estratégicas de Irán.

La Guardia, además, ejerce influencia en otras partes del Medio Oriente al proporcionar dinero, armas, tecnología, capacitación y asesoramiento a los gobiernos aliados y grupos armados, como Hezbollá, a través de su rama de operaciones en el extranjero, la Fuerza Al Quds.

Emtrasur 20220613
Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi son los 5 iraníes que llegaron en el avión.

Para papá

Viejo Tonel

La vinería de Chajarí

Hipólito Yrigoyen y Moreno

Estados Unidos acusa a la Fuerza Al Quds de apoyar a organizaciones terroristas y de ser responsable de los ataques en Irak y en otros lugares del Medio Oriente que han resultado en la muerte de cientos de militares estadounidenses y aliados.

El nombre de Gholamreza Ghasemi coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán.

«Es familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria y administrador de una empresa ligada a Al Quds«, dijo Fernández. «Si me preguntan si es él, no lo sé. Coincide el nombre». 

Al Quds, grupo de élite de la Guardia Revolucionaria iraní, no figura en la lista de organizaciones terroristas elaborada por Argentina, aunque sí a título individual uno de sus miembros.

Emtrasur 20220613
El juez federal Federico Villena ordenó este 13 de junio la retención de los pasaportes de los tripulantes iraníes «por el término de 72 horas»

Qué pasará con los tripulantes

El juez federal Federico Villena ordenó este 13 de junio la retención de los pasaportes de los tripulantes iraníes «por el término de 72 horas» y a la policía aeroportuaria «que informe sobre cualquier movimiento» del avión Boeing 747.

Según el fallo, esa medida se fundó en «la sospecha razonable de que la razón esgrimida al ingresar (a Argentina) podría no ser la real o verdadera».

«La retención en nuestro país de un avión operado por la empresa venezolana Emtrasur, y vinculado a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, constituye un hecho que debe ser esclarecido con urgencia por las autoridades nacionales», consideró el magistrado. 

Sobre los viajeros no pesa ninguna alerta de Interpol, dijo Fernández. «Se les dio autorización para dormir y no se fueron por falta de combustible. Las empresas de acá no le quieren cargar (combustible) por una posible sanción de Estados Unidos», dijo.

La decisión del juez Villena se produjo ante una petición de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en tanto representante de la comunidad judía argentina, de ser parte querellante en la investigación sobre los pasajeros del avión.

Los tripulantes venezolanos, en cambio, se encuentran en posesión de sus documentos y son: Mario Arraga Urdaneta, Victor Perez Gomez, Victoria Valdiviezo Marval, José Garcia Contretras, Cornelio Trujillo Candor, Vicente Raga Tenias, José Ramirez Martinez, Zeus Rojas Velasquez, Jesús Ladenta Oraa, Armando Marcano Estreso, Ricardo Rendon Oropeza, Albert Ginez Perez, Angel Marin Ovalles y Nelson Coello.

Al igual que los iraníes, fueron alojados en hoteles con permisos provisorios de estadía.

Probablemente, si en 72 horas no aparecen datos importantes que den cuenta de alguna relación con fuerzas militares iraníes, los tripulantes podrán salir del país, ya que ese plazo es el que la Justicia determinó para que se les retuviera los pasaportes a los tripulantes.

Sin embargo, se ve difícil que puedan hacerlo a bordo del mismo avión que ahora está varado en Ezeiza, ya que ninguna petrolera quiere cargarles combustible por posibles sanciones de los Estados Unidos.

Emtrasur 20220613
La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la DAIA exigieron en un comunicado el 12 de junio, el «total esclarecimiento de la situación generada por el avión venezolano vinculado a Irán y retenido en el país».

Qué dijo Irán sobre lo sucedido

Argentina considera sensible la presencia de viajeros iraníes, en razón de las alertas rojas de captura emitidas por Interpol que rigen para exgobernantes de ese país, acusados por el atentado contra la AMIA en 1994, que dejó un saldo de 85 muertos y unos 300 heridos.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la DAIA exigieron en un comunicado el 12 de junio, el «total esclarecimiento de la situación generada por el avión venezolano vinculado a Irán y retenido en el país».

«Los atentados del 17 de marzo de 1992 contra la embajada de Israel en Buenos Aires y del 18 de julio de 1994 contra la AMIA, que aún permanecen impunes, fueron planificados y ejecutados por el Hezbollah, un grupo terrorista financiado y apoyado por la República Islámica de Irán», añaden las organizaciones en el comunicado.

La reacción de Teherán fue calificar los hechos de propagandísticos. «Las últimas semanas están llenas de propaganda, operaciones psicológicas, guerra de palabras para provocar un sentimiento de inseguridad (en Irán) y este caso forma parte de ello», dijo el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Said Khatibzadeh.

«Creo que hace más de un año, según la compañía (iraní) Mahan Airlines, que el avión fue vendido a Venezuela», dijo el funcionario.

Fuente: Perfil.com


Volver:

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.