Prefectura habló descubrió «cosas increíbles» en la lucha contra la pesca furtiva

Gonzalo Raúl Farinon, jefe de Prefectura Represa Salto Grande, explicó que la tendencia es de «mayor cantidad de secuestros» relacionados a la depredación del recurso ictícola. Habló de postales tanto insólitas como peligrosas.

«Por una cuestión de seguridad de la represa, nosotros tenemos la custodia de una línea intangible de mil metros aguas arriba del Lago y mil metros aguas abajo, en el río», comenzó señalando el prefecto.

En contacto con Diario Río Uruguay, detalló que en el marco de los controles que se realizan de manera habitual «hemos hecho mucho decomiso de artes de pesca», destacando que sobresale el dato de «haberse secuestrado cuatro kilómetros de redes». 

«Eso está mostrando que hay una falta de amor y de cariño por el medio ambiente», puntualizó.

Límites

Farinon recordó que «dentro del límite de los mil metros en relación a la Represa de Salto Grande, no se puede pescar; ni de costa ni embarcado». La excepción «es una empresa habilitada por CARU, que puede hacerlo en cierta cantidad de metros», aclaró. 

La mayoría de los secuestros se «da en gente que sobrepasa ese límite y se mete en los espacios de seguridad de la represa», contó. Destacando que ha «llegado a ver cosas increíbles e impensables, como por ejemplo una persona parada cerca del vertedero, pescando y usando botellas de plástico como salvavidas por si nos acercábamos». 

«No sólo es la infracción sino poner en riesgo la vida para poder sacar un pez delante de las compuertas de la represa», remató.

Fuente: Diario Río Uruguay

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.