Tras una maratónica negociación, Sutna y los empresarios del neumático habrían llegado a un acuerdo

La reunión, que duró más de 12 horas, se llevó a cabo en el Ministerio de Trabajo y las partes anunciarían en la mañana de este viernes los puntos que pondrían fin al conflicto.

La intervención del Gobierno fue clave para evitar que la industria automotriz se pare por completo ante la falta de stock de los cauchos.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) y las empresas de la actividad protagonizaron una maratónica negociación en el Ministerio de Trabajo para destrabar un conflicto laboral que lleva casi seis meses. En la reunión se pudieron acercar posiciones y confiaban esta madrugada en lograr un acuerdo,.

Las partes seguían con las conversaciones tras reanudar las tratativas poco después del mediodía y luego de más de una treintena de audiencias frustradas.

Fuentes de la cartera laboral admitieron que podría existir la posibilidad de un acuerdo si se superaban algunos puntos en los cuales persistían las discrepancias.

Los portavoces destacaron que se flexibilizaron las posturas pero seguían puliendo aspectos de las reclamaciones entre el Sutna y los representantes empresariales, con la intervención de los funcionarios liderados por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Las partes habían convenido en la noche del miércoles, tras otra maratónica ronda de diálogo, un nuevo cuarto intermedio hasta las 13 de hoy en la dependencia de Leandro N. Alem al 600.

El grave conflicto político-sindical mantenía paralizadas las plantas industriales y la cadena automotriz, y se inició por reclamos salariales, aunque luego se profundizó con otras demandas, lo que provocó la convocatoria a paros generales y bloqueos de las firmas.

Las partes reanudaron las tratativas luego del cuarto intermedio convenido el lunes último y anoche, y hoy continuaba el diálogo, que se extendía hasta la medianoche de este jueves.

Fuera del Ministerio de Trabajo se encontraban trabajadores, militantes y activistas tanto del Sutna como de organizaciones sociales y de izquierda apoyando a los dirigentes que encaraban las negociaciones.

Su presencia mantenía interrumpida la avenida Alem, incluido el tramo del Metrobús que pasa por ese lugar, a solo seis cuadras de la Casa Rosada.

El titular del Sutna, Alejandro Crespo, del Partido Obrero (PO), había ratificado los paros y los bloqueos de las plantas. no obstante la «preocupación» expresada por la CGT ante la magnitud del conflicto por «la afectación integral de la industria», que ya envuelve a la automotriz.

El encuentro en la cartera laboral era monitoreado particularmente por la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, quien procuraba una salida a un conflicto de más de cinco meses por demandas salariales y otras reivindicaciones, lo que ya paralizó la producción de Bridgestone Argentina, Pirelli y Fate y de las terminales automotrices.

No obstante, alguna de esas fábricas automotrices, analizaba la posibilidad de reanudar parcial y temporalmente la producción ante la alternativa de acceder a partidas de neumáticos importados, trascendió de fuentes del sector.

El sindicato rechazó una oferta de mejora salarial del 38 por ciento y denunció que las firmas procuran imponer el cierre de la paritaria 2021-22, desconocer los reclamos y proponer un aumento para 2022-23 por ese guarismo, lo que las compañías negaron.

El Sutna también exige la elevación a un 200 por ciento del valor de las horas trabajadas los fines de semana, lo que las empresas hasta ahora no aceptaron, dijeron las fuentes.

E secretario adjunto nacional del Sutna, Eduardo Mansilla -de la compañía Firestone- detalló que «el gremio es inflexible en la negociación por el valor de las horas extras del fin de semana y, además, no puede comenzar a negociar una paritaria para 2022-23 sin haber cerrado de forma previa la recomposición de la de 2021-22».

«La base de la negociación es el adecuado cierre de la paritaria 2021-22, porque ese es el esquema indicativo para comenzar a hablar de las mejoras para 2022-23», indicó Mansilla, quien detalló que el período convencional del sindicato rige entre julio y julio.

«El Sutna ingresó hoy a Trabajo con la expectativa de que las empresas abandonen su intransigente posición y negocien seriamente una salida al conflicto», enfatizó.

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.