Por tercera vez, la ley de Humedales podría perder estado parlamentario

«Humedales a extraordinarias» es el pedido de un festival que se realizará este sábado 27 en el Monumento a la Bandera en Rosario, poniendo el foco de los reclamos en los incendios ocurridos en zona de islas, que han provocado la presencia de humo en rutas y localidades santafecinas.

Al respecto, el diputado nacional de Santa Fe, Enrique Estévez, analizó los motivos por los cuales la ley de humedales no es aprobada en el Congreso y podría perder estado parlamentario por tercera vez, algo que ya ocurrió en 2013 y 2015, pero abrió una «expectativa» de que se puede tratar en sesiones extraordinarias de diciembre.

«Casi todos los temas de fondo vinculados al cuidado del ambiente tienen costos económicos y productivos. Por eso todo el mundo acompaña estas decisiones con un plan estratégico a mediano y largo plazo», afirmó el legislador socialista.

Estévez contrastó: «Acá nada de eso aparece, no existe ninguna decisión del Estado de acompañar a los sectores productivos vinculados a los humedales y a los gobiernos provinciales. No hay voluntad política, no hay planificación o idea de lo que se quiere hacer».

Sobre ese punto, amplió: «En Santa Fe se va a ver afectada determinada actividad agropecuaria, las arroceras y madereras, y en otras provincias la minería o el desarrollo inmobiliario».

«Hay que ver de qué manera se pueden seguir haciendo estas actividades sin dañar a los humedales y cuáles se tienen que dejar de hacer, pero lamentablemente es importante porque uno se choca con que se va a dejar de producir y se pierden ingresos», continuó.

Un ejemplo de eso, mencionó, es la provincia de Corrientes «con casi el 80% de su territorio como humedal y claro que tiene una afectación desde el punto de vista productivo», la regulación de qué se puede hacer y qué no sobre un humedal».

«El Estado tiene que acompañar a esos sectores productivos porque las consecuencias del cambio climático, esas catástrofes que vemos, son carísimas para el Estado y quienes más pagan esas catástrofes son los sectores más humildes y vulnerables que no pueden vivir en determinados lugares», siguió.

Los cambios de fondo tienen costos, pero la ausencia de medidas para cuidar el medio ambiente también implican problemas a futuro: «La Unión Europea reclama, por ejemplo, garantizar que la producción de alimentos no se realice en un lugar donde antes había bosques».

Expectativas por las sesiones extraordinarias

Pese al escenario adverso, el diputado del Frente Progresista reconoció: «Tengo alguna expectativa de que con la prórroga de sesiones ordinarias hasta el 31 de diciembre podamos trabajar en las tres comisiones que quedan: en Agricultura y Ganadería que es donde está la iniciativa, Asuntos Portuarios, Pluviales y Marítimos, y Presupuesto».

En otras palabras, el debate del proyecto de ley debería activarse en las comisiones y votarse en el recinto en pocas semanas para no perder estado parlamentario, lo que implicaría volver a empezar el trámite de cero el año próximo.

«Necesitamos voluntad: hay que aprobar esta ley. No hará magia ni cambiará todo en un día pero es un comienzo y un andarivel para defender los humedales y tiene que ir de la mano de un plan que ni el Ejecutivo nacional ni el provincial muestran», agregó.

Estévez se refirió a la importancia «geopolítica» de los humedales porque «son protectores y contenedores de las mayores reservas de agua dulce que tenemos en el país».

Fuente: Rosario 3 / El Entre Ríos


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.