Nuevo ataque en Rosario con la firma de Los Monos: balearon una empresa agropecuaria y dejaron un mensaje intimidante

El local está ubicado en el centro de la ciudad. Los agresores pidieron 100 mil pesos para detener los episodios.

Un nuevo caso de violencia sacudió este sábado a la ciudad de Rosario. Es que un local céntrico, donde funciona la firma agropecuaria Ganados Remates SRL fue atacado por personas que efectuaron al menos ocho disparos sobre la fachada.

No conformes con eso, en el lugar, ubicado en la calle San Juan al 900, dejaron un cartel a través del cual exigían una importante suma de dinero por semana, para detener los ataques sobre el inmueble. “100 mil pesos por mes o los matamos a todos. Los vamos a llamar”, fue la advertencia que, según La Capital, llevaba una firma: la de “Los Monos”.

De acuerdo a la información que brindó ese diario, el ataque, según la pintada perpetrada por aquella banda narcocriminal, fue advertido por un empleado de la empresa que pasaba por el lugar. Fue entonces que dio aviso a los dueños y, poco después, arribaron efectivos policías es de la comisaría N°2.

La ciudad vive en los últimos tiempos un clima de absoluta hostilidad. Un dato que explica la afirmación es que la cantidad de asesinatos registrados hasta noviembre superó el total del año pasado, aunque en 2020 hubo una cuarentena estricta por la pandemia de coronavirus.

Abrazo solidario a la Parrilla El Establo, comercio que sufrió una de las tantas balaceras. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Abrazo solidario a la Parrilla El Establo, comercio que sufrió una de las tantas balaceras. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Entre los casos más resonantes de la última semana estuvo un doble crimen cometido este lunes a la tarde en el barrio Ludueña, donde dispararon veinte veces contra el pasillo de una casa.

Quienes viven en la zona reaccionaron indignados luego del ataque al enterarse de que habían matado a Gerardo «El Gordo» Miqueo (42), un vecino que estaba con una pala, trabajando en la vereda, cuando llegaron dos delincuentes en moto.

Allí también falleció Miguel Ángel Farías (23), un joven que estaba en la puerta en el momento en que los tiradores abrieron fuego cerca del cruce con la calle Teniente Agneta.

Esa misma noche, un vecino del barrio 7 de Septiembre, Ricardo Emilio Bravo (50), murió en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria como resultado de una secuencia similar, en este caso sobre Colombres al 1300 bis, en la zona noroeste rosarina.

También perdió la vida Carlos Agustín Vallejos (26), de Villa Gobernador Gálvez, quien permanecía internado en estado grave desde la semana anterior, tras ser baleado.

Según datos del Observatorio de Seguridad Pública (OSP) de Santa Fe, este año ya se reportaron al menos 222 homicidios en el departamento Rosario. La cantidad ya supera los 212 registrados en 2020, cuando se produjo un salto interanual del 26 por ciento.

En este contexto, el gobernador Omar Perotti viajó a Buenos Aires este martes y se reunió con el Presidente, Alberto Fernández, con la mira puesta en frenar la violencia armada y los crímenes.

El encuentro se dio mientras el mandatario espera que el ministro de Seguridad, Jorge Lagna, rearme la cartera tras la renuncia de 12 funcionarios que integraban el equipo de su antecesor Marcelo Sain.

Otros ataques contra comercios

Durante el último mes se registraron seis ataques en una semana contra estaciones de servicio, mientras que la noche previa a las elecciones balearon dos escuelas. También dispararon contra la sede del Sindicato de Camioneros de la Provincia de Santa Fe y se registraron tres ataques vandálicos en sitios vinculados a Newell’s y Central, incluyendo el incendio de la sede “Canalla” en el microcentro.

Motociclistas también atacaron a balazos a dos locales gastronómicos. En “El Establo”, una parrilla tradicional del centro, los agresores llegaron a bordo de una moto roja y uno de ellos bajó frente a la puerta mientras había clientes adentro. En ese momento abrió fuego varias veces y escapó con su cómplice en contramano hacia el sur por calle Italia, a cuatro cuadras de la Comisaría 5°.

También apuntaron contra Jorgito Junior’s, un popular negocio de comida rápida del sur del macrocentro rosarino. Según las versiones, los agresores abrieron fuego desde la mano opuesta, sobre Bulevar 27 de Febrero, entre Laprida y Maipú. Después de los disparos, escaparon hacia el este sin ser identificados.

El ataque contra Jorgito Junior’s ocurrió a metros de una estación de servicio que tenía custodia policial como parte de las medidas para prevenir nuevos atentados contra ese tipo de establecimientos.Allanamientos múltiples a las casas de miembros de la banda Los  Monos. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Allanamientos múltiples a las casas de miembros de la banda Los Monos. Foto: JUAN JOSE GARCIA

El director general de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Marcelo Zoratti, deslizó que las balaceras son una respuesta de los grupos dedicados al delito complejo. «Al enfrentar a estas mafias, es lógico que se produzcan este tipo de acciones», manifestó. Sin embargo, evitó dar nombres concretos.

Cuando se registraron los primeros ataques contra estaciones de servicio, la fiscal Valeria Haurigot comentó que una línea fuerte entre las hipótesis es que Ariel «Guille» Cantero, jefe de Los Monos, estaba detrás de las agresiones. Por su parte, uno de los dueños de Jorgito Junior’s, «Beto» Riba, se manifestó en sentido contrario y atribuyó el atentado contra el local de comida rápida a una «cuestión política».

Fuente: Clarin


Volver:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.