FM del este 100.5

Info y actualidad Argentina

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación repudió hoy la «violencia ejercida por integrantes de la policía provincial de Formosa sobre los manifestantes que se concentraron en la jornada de hoy frente a la Gobernación».



«La permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes -que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial-, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta», sostuvo la Secretaria en un comunicado.



El escrito fue colgado en su cuenta de Twitter, por el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, quien señalo que «el Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía».

Cafiero enfatizó además que «en momentos de angustia colectiva, tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional».

La Secretaría que conduce Horacio Pietragalla señaló además que «las fuerzas de seguridad, tanto las nacionales como las provinciales, deben estar capacitadas para contener actos de violencia, en el contexto de protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos».

En ese sentido, dejó en claro que «después de los hechos, la Secretaría de Derechos Humanos se mantuvo en comunicación con las autoridades provinciales y con organismos de derechos humanos locales para monitorear la situación de los heridos y los detenidos» y agregó que «el gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial».

El anuncio del gobierno de Formosa de que la ciudad capital regresará a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la aparición de nuevos casos de Covid-19 generó protestas en los alrededores de la Casa de Gobierno provincial, que derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y policías quienes respondieron con gases y balas de goma.

La manifestación comenzó esta mañana con la convocatoria de distintos sectores provinciales en rechazo de la decisión del gobernador Gildo Insfrán de volver a la fase 1, y al poco tiempo derivó en choques entre quienes protestaban y la policía.

Alrededor de las 11, el enfrentamiento se dio en los alrededores de la Casa de Gobierno, ubicada entre las calles Belgrano y José María Uriburu, ante el intento de los manifestantes de ingresar por la fuerza al edificio, acción a la que la policía respondió con balas de goma y gases, según reportaron medios periodísticos locales.

«ACA  NO SE RINDE NADIE»

En es marco, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge Abel González, salió a aclarar que la policía provincial «no tiene carta blanca» y que debe utilizar «protocolos» para actuar, en referencia a la respuesta de la esa fuerza ante la manifestación de este mediodía frente a la Casa de Gobierno provincial.

El funcionario, considerado un superministro de Insfrán, lanzó una contente diatriba en la que instó a los formoseños a resistir, como si estuviesen siendo víctimas de un ataque. “No bajemos los brazos, más unidos que nunca, más firmes que nunca. En Formosa no se rinde nadie. Este ha sido el parte informativo N° 362 del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19″, dijo para finalizar su alocución.

Antes de ese curioso cierre, González explicó las las instrucciones del gobierno provincial a la policía. Al respecto, precisó que el punto 1 del protocolo «era mantener la valla para evitar el contacto» entre manifestantes y policías pero que «les arrojaron huevos y cuando rompieron la valla», los efectivos respondieron.

«Además, los agredieron con cascotes y ladrillos», completó el funcionario y agregó que por ese motivo «se dio intervención a la justicia y al Procurador, para hacer cesar esa acción».

González explicó que la medida sólo se aplica en la ciudad capital porque en los últimos 3 días se detectaron 43 casos, lo que «significa que hay circulación viral».

Según precisó, el aislamiento dispuesto por el gobierno provincial para la ciudad de Formosa es «por 14 días», tras informar que el brote de la Covid-19 afecta a «34 barrios en la ciudad».

Respecto de los manifestantes y la marcha, dijo que «en las redes invitaban a quemar la Casa de Gobierno».

«Es un grupo agitador en un año electoral», afirmó y añadió que las declaraciones de dirigentes formoseños nacionales le «confirman que se trata de una movida política electoral».

Finalmente, reconoció que la medida tomada para frenar los contagios de coronavirus en la ciudad de Formosa «es una situación molesta».

«Es una situación molesta y lo entendemos, pero las medidas sanitarias son claras y concretas», dijo al ratificar la aplicación del aislamiento.

Fuente: La Prensa