La pobreza, el suicidio de 10 jóvenes y las drogas, ejes del mensaje de Puiggari en el Día de San Miguel

La parroquia San Miguel de Paraná fue escenario este jueves de la tradicional Fiesta Patronal Provincial San Miguel Arcángel, que congregó a numerosos fieles en las puertas del templo ubicado frente a la plaza Alvear.



Como estaba previsto, la procesión por las calles del barrio se inició a las 16.30, con la imagen de San Miguel encabezando la marcha de feligreses, y la misa a las 17.30 presidida por monseñor Juan Alberto Puiggari.

El arzobispo, al dirigirse a los fieles, se refirió al índice de pobreza conocido el miércoles y aseguró que «la solución definitiva es que Dios reine en la sociedad».

«Hoy pedimos al patrono por toda la provincia de Entre Ríos, para que derrame toda la gracia que están necesitando», expresó el prelado en su homilía.



«El arcángel San Miguel sigue en la lucha contra el mal, una lucha contra el mal que se da en cada uno de nosotros», agregó. «Tenemos que contar siempre con la intercesión de San Miguel, para que nos haga recordar que Dios tiene que reinar en nuestro corazón».

Citando al papa emérito Benedicto y luego a Juan Pablo II, dijo: «Cuando vamos oscureciendo a Dios de la conciencia del hombre y la sociedad, la sociedad se empieza a desordenar, se destruye. Se empieza a apostar a la cultura de la muerte, donde todo es desorden, violencia e injusticia. Estas palabras resuenan muy en concreto en hechos que están ocurriendo en el mundo y en nuestra Patria», publicó Uno.

«Tenemos que pedir que los argentinos reconozcamos el papel de Dios en nuestra sociedad. Pedimos medidas para la economía, porque nos duele el último índice de ayer donde hay 14 millones de pobres. Nos duele profundamente el comunicado del director del hospital San Martín, que en agosto se han suicidado diez jóvenes, nos duele que tengamos el informe de la Policía de Entre Ríos que ha encontrado toneladas de droga, que es muerte para nuestros jóvenes», continuó.

«Todo eso nos duele y pedimos que haya medidas; pero sabemos que la solución definitiva es que Dios reine, que Dios esté en el centro de toda la sociedad. Eso nos va a dar la fuerza para descubrir lo que es el verdadero sentido de la vida, de la libertad y el amor», enfatizó.

Fuente: Uno

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.