La Justicia ordenó el desalojo del campo que la familia Robles denunció como usurpado

El juez de Garantías de Gualeguaychú, Tobías Podestá, dispuso este miércoles la restitución provisoria a la familia Robles, dentro de los 48 horas de quedar firme la medida, de las 125 hectáreas que comprende el establecimiento “El Albano”, cuya pertenencia era disputada por otra familia que argumentó derechos de herencia para tomar posesión de esas tierras.

También dispuso que los denunciados Ramiro Fabián Carles, Julio Walter Herrera y Héctor Bernigau desocupen el inmueble en ese plazo. Les aplicó, a su vez, medidas de coerción: entre ellas, la prohibición de retirar, sin autorización judicial, bienes muebles que se encuentren en el establecimiento rural, como cualquier otro bien material o ganado.

El magistrado resolvió de este modo en el marco de la audiencia celebrada este miércoles por la tarde en la sala de Juicios y Apelaciones de los Tribunales de Gualeguaychú.

Estuvieron presentes en la sala, en representación del denunciante Gustavo Robles, el fiscal Lisandro Beherán y la abogada Amelia Angerosa, quienes solicitaron la restitución del inmueble.

El abogado Matías Farías, en representación de los denunciados Carles; Julio Herrera y Bernigau, rechazó esa petición.

El campo, ubicado en Costa Uruguay Sur, a 30 kilómetros de Gualeguaychú, fue explotado hasta la fecha por la familia Robles. El 12 de noviembre herederos de Teodoro Modesto Carles modificaron las condiciones de ingreso al predio sobre el que aseguran tener derechos.

Fuente: SIC-STJER


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.