El principal sindicato médico de Kenia rechaza la contratación de profesionales cubanos

El presidente de la asociación médica keniana lo considera un acto de ‘mal gusto’.

El doctor Chibanzi Mwachonda, secretario general interino de la Unión de Profesionales Médicos, Farmacéuticos y Dentistas de Kenia. THE STANDARD

La Unión de Profesionales Médicos, Farmacéuticos y Dentistas de Kenia (KMPDU) cuestionó la decisión de su Gobierno de contratar médicos cubanos, según expresó el secretario general interino de la entidad, el doctor Chibanzi Mwachonda, e informó el medio local The Standard.

«La importación de los médicos cubanos por parte del Gobierno es de mal gusto. Tenemos trabajadores de Salud que están calificados y han sido capacitados con el dinero de los contribuyentes, pero el Gobierno no los está considerando», dijo Mwachonda.

La KMPDU, principal sindicato médico de Kenia, propuso el empleo de 1.000 doctores del país que se encuentran desocupados actualmente en lugar de los profesionales cubanos, con lo que podrían aumentar la presencia de sanitarios en al menos 50 por condado, explicó The Standard.

En la actualidad se conoce de la presencia de al menos 20 médicos cubanos en el país africano, luego de que el Gobierno llegara a un acuerdo con La Habana para que laboren en el territorio por unos seis meses.

«Los médicos atenderán y ofrecerán servicios en los próximos seis meses. La idea es que estos médicos trabajen con nuestros médicos para obtener conocimiento unos de otros. Desde 2018 hemos trabajado para mejorar los servicios de salud con el Gobierno cubano», dijo el secretario del Gabinete para la Salud de Kenia, Mutahi Kagwe.

Según el funcionario, los profesionales provenientes de la Isla incluirán un equipo de especialistas para ayudar a aumentar la capacidad del país en el manejo de enfermedades crónicas como el cáncer y la diabetes.

«Son doctores especializados en medicina interna, oncología, cardiología, renal y pediatría. Con el aumento de los casos de Covid-19, estos médicos especializados ayudarán en gran medida a nuestros médicos a controlar la enfermedad e intercambiar en términos de desarrollo de habilidades», agregó.

El equipo estará trabajando en el Hospital de Enseñanza, Referencia e Investigación de la Universidad de Kenyatta (KUTRRH) en Nairobi.

Hace dos años, el Gobierno de Kenia recibió a 100 médicos cubanos, 47 especialistas y 53 médicos de familia, que fueron trasladados para abordar los desafíos de recursos humanos que han sacudido el sector de la Salud Pública desde la independencia.

Sin embargo, las amenazas a la seguridad han sido una preocupación para algunos de los médicos que se desplegaron en la parte norte del país. La milicia de al-Shabaab secuestró a dos de ellos, el médico general Assel Correa y el cirujano Landy Rodríguez, en abril de 2019.

Desde entonces las declaraciones por parte del país africano y las del Gobierno cubano han sido muy limitadas, sin ofrecer apenas detalles sobre la situación los profesionales secuestrados ni de su posible liberación.

El secretario administrativo jefe de Salud del país africano, Rashid Aman, dijo que los cubanos «no reciben ningún tratamiento especial. Son médicos y se les paga según lo que se les paga a otros médicos en su capacidad», pero no mencionó que la mayor parte de este dinero se la queda el Gobierno cubano.

Mientras tanto, los trabajadores de Salud de Kenia continúan lamentando la falta de buena voluntad por parte de su Gobierno, pues afirman que el paquete de asistencia social prometido por los políticos aún no ha llegado a algunos de ellos.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con al menos el 75% de los que pagan en salarios los países de destino y, a la vez, restringe drásticamente las libertades de los trabajadores para evitar que escapen de las llamadas «misiones» en el exterior.

La Habana, sin embargo, presenta esas misiones como altruistas y actualmente está en campaña para defenderlas, en medio de las críticas y las acusaciones de que somete a los médicos a condiciones de trabajo forzoso y esclavo.

Deja un comentario