FM del este 100.5

Info y actualidad Argentina

Ayer por la noche el periodista Alfredo Leuco hizo su debut dentro de la nueva programación de LN+ con su programa «Palabra de Leuco» y los primeros minutos los dedicó a un editorial en el que analizó la crisis desatada en el Gobierno tras el escándalo del vacunatorio vip montado en el Ministerio de Salud y otros espacios públicos, donde fueron vacunados con la Sputnik V contra el Covid-19 funcionarios que no eran prioridad en la campaña y familiares y amigos cercanos, en medio de la escasez de dosis y cuando la Argentina ya registra más de 50.000 muertes por la pandemia de coronavirus.

«La crisis que se desató es tal que no se calma solo con entregar la cabeza de un ministro», indicó por la salida de Ginés González García y dijo: «El terremoto social y político que produjo la vacunación ilegal y clandestina era lo único que faltaba para confirmar que este es el peor gobierno desde el retorno de la democracia».La lista de la vacunación vip: quiénes son los 70 beneficiados por el Gobierno

Asimismo Leuco destacó que el presidente Alberto Fernández es itinerante con sus decisiones, va y viene, «se contradice a la velocidad de la luz». «Ni siquiera puede suturar con eficacia la herida que produjo la confesión de Horacio Verbitsky porque no alcanza con la tarjeta roja para Ginés».

«Ladrones de vacunas»

«Quedaron desnudos ante la opinión pública como ladrones de las vacunas que eran para los más viejos y vulnerables. Demostraron un nivel de insensibilidad social comparable solo con las tiranías más reaccionarias», agregó y a continuación se preguntó por la complicidad de los altos mandos.

«¿Alberto no sabía nada? Si sabía, fue cómplice; y si no sabía, fue un inútil que vivía en un frasco. ¿Y Cristina? ¿Recién se enteró? Hasta Carlos Zannini se vacunó y malversó un documento público porque dijo que era personal de salud. ¿Seguirá en su puesto el monje negro de Cristina?», se preguntó y también cuestionó al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, Sergio Massa, porque entre el listado de los vacunados por fuera de la campaña oficial del Gobierno, sin pedir turno ni cumplir con el cronograma, están sus padres y sus suegros.

Después, al referirse a la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien asumió el fin de semana tras la renuncia de Ginés, indicó: «Vizzotti sabía todo y es una cómplice con su silencio o por lo contrario la tomaron de tonta porque vacunaron al lado de su oficina. Esta crisis no se clama con aspirinas, el gesto debe ser de todos los funcionarios implicados, hay que echarlos del Congreso».

El periodista analizó la crisis actual en su nuevo programa en LN+, "Palabra de Leuco"
El periodista analizó la crisis actual en su nuevo programa en LN+, «Palabra de Leuco» Crédito: Captura

Además Leuco pidió que se conozcan los nombres de todos los vacunados, al dar por sentado que el listado de 70 personas que publicó el gobierno no desvela toda la verdad, no es un reporte de todo el país. «El pueblo quiere saber y está que arde y no se calma con la crónica de un final anunciado para Ginés, un chanta que no pegó una desde que comenzó la pandemia, es un milagro que no lo hayan expulsado antes, fue una máquina de torpezas y de meter la pata».

«Escenario mediático»

Sobre la reacción del Presidente, quien declaró que le pidió la dimisión a Ginés «con dolor», afirmó que se puso del lado equivocado y condenó al periodismo por montar, según declaró Fernández, «un escenario mediático de escarnio público» en vez de agradecer que se haya revelado la información.

«Se robaron todo durante más de 12 años, pero esta vez cruzaron todos los límites, sobre todo los morales, porque se robaron lo único que puede garantizar a los vulnerables que no se mueran, o que por lo menos le puedan pelear al virus de la muerte», aseguró. «Todas las encuestas confirman el desplome de la imagen de Alberto, de Cristina y de este gobierno de ladrones de vacunas, de traficantes de vacunas. Los Fernández no se cansan de profanar valores con los que se llenan la boca. Vinieron a distribuir la riqueza y sí, entre ellos; vinieron a vacunar a todos y se vacunaron entre ellos. Dicen que la patria es el otro y es una mentira gigantesca, la patria son ellos».

Sobre la vicepresidenta, el periodista dijo que es una persona convencida de su «superioridad moral», por eso su altanería y soberbia, y denunció que el mal manejo de sus funciones se remonta a Río Gallegos, cuando su esposo Néstor Kirchner era gobernador de Santa Cruz, porque montaron un sistema de «látigo o billetera, comprar al que puede y castigar al que no se vende».

«Este es el peor gobierno, incluso peor que el de De la Rúa, que fue un desastre porque tuvo una gran impericia en la gestión, pero no sembró la cultura de la avivada, del combate y la meritocracia. El nuevo lema que se ha instalado en la Argentina es a los amigos todo y a los enemigos, ni vacunas», finalizó.

La nacion