CORONAVIRUS: LA SOLUCIÓN LOW COST ISRAELÍ PARA PONERLE FIN A LA ESCASEZ DE RESPIRADORES

UNA ENTIDAD MÉDICA DE JERUSALÉN DESARROLLÓ UN INGENIOSO APARATO QUE SERÍA IMPLEMENTADO DE FORMA MASIVA EN ESE PAÍS. ¿DE QUÉ SE TRATA?

a pandemia mundial de coronavirus COVID-19 no se detiene y, en ese contexto, miles de científicos y profesionales de la salud estudian y evalúan diferentes alternativas para poder hacerle frente de la mejor manera en el transcurso de las próximas semanas.

Por ejemplo, en Israel, un equipo liderado por Elhanan Fried, doctor y director de la Unidad de Terapia Intensiva del Centro Médico Hadassah, de Jerusalén, ultima los detalles para el desarrollo de un ingenioso dispositivo que podría solucionar el problema de escasez de respiradores.

En estos momentos, el aparato atraviesa las últimas pruebas y, en caso de que resulten exitosas,será desarrollado de forma masiva en Israel.

¿Cómo es el equipo?

Se trata de un simple aparato de ventilación automática que podría ayudar a pacientes que padezcan insuficiencia respiratoria por coronavirus.

Llegará bajo el nombre de Tempest Engine, no requerirá de equipos adicionales y buscará sumergir al jugador en una experiencia presencial.

Su creación está apuntalada por los respiradores manuales, que se encuentran actualmente fácilmente en las ambulancias y en kits de primeros auxilios.

El desarrollo -que posee el apoyo de la Division de Nuevas Tecnologías de la Fuerza Aérea Israelí-busca transformar este artefacto manual en uno eléctrico y automático para así lograr aumentar el stock de respiradores disponibles, uno de los principales problemas sanitarios de esta crisis.

El globo celeste se llama Ambu -o respirador manual- y existe en todo kit de reanimación cardiorespiratoria, en toda ambulancia, etc. Y a eso se le suma un compresor eléctrico que está alrededor”, detalló el doctor Marcos Harel Alfie, que vive y trabaja en Tel Aviv.

Según los profesionales de la salud, este equipo puede suplantar a los respiradores más complejos que actualmente ya escasean alrededor del planeta.

Desde Israel precisaron que los dispositivos están en pleno proceso de impresión 3D para obtener las partes necesarias para su manufactura. De este modo, podrán convertir miles de estas unidades manuales en automáticas.

Los profesionales destacaron que si se implementa con éxito su funcionamiento en Israel, la idea podría ser fácilmente replicada en otros países.

Lo que pasa en otras partes del mundo

La escasez de respiradores artificiales es uno de los principales problemas a superar para poder hacerle frente a esta pandemia.

En la Argentina, por ejemplo, distintas organizaciones trabajan para hallar una solución

En ese contexto, un grupo de jóvenes santafesinos agrupados bajo el nombre de Inventu Ingeniería, en colaboración con la Universidad Nacional de Rosario, se encuentra cerca de terminar el prototipo de un respirador artificial de “bajo costo, específico para COVID-19 y que pueda ser fabricable en escala”.

El problema también alcanza a grandes potencias como, por ejemplo, los Estados Unidos, donde los hospitales también se preparan para la posible llegada de numerosos pacientes con neumonía y otros problemas respiratorios debido al COVID-19.

La Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos calculó que unas 960.000 personas que contraigan el coronavirus en los Estados Unidos podrían necesitar que los pongan en respiradores artificiales en algún momento u otro durante el brote, según información de la agencia AP.

La Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos calculó que unas 960.000 personas que contraigan el coronavirus en los Estados Unidos podrían necesitar que los pongan en respiradores artificiales en algún momento u otro durante el brote, según información de la agencia AP.

Sin embargo, ese país sólo tiene disponibles unas 200.000 máquinas, de acuerdo con la organización, y alrededor de la mitad son modelos antiguos que tal vez no sean ideales para los pacientes más delicados.

Asimismo, muchos respiradores artificiales ya están en uso con otros pacientes que tienen problemas severos de salud totalmente ajenos al coronavirus.

www.infotechnology.com

Deja un comentario