Científicos encontraron una «Enzima» que es el primer paso para un medicamento para el coronavirus

CIENTÍFICOS ALEMANES LOGRARON AISLAR LA PRINCIPAL ENZIMA DEL CORONAVIRUS Y CREARON UN COMPUESTO PARA INHIBIRLA

Investigadores alemanes y chinos descubrieron la estructura de una enzima clave del coronavirus que causa la actual pandemia y elaboraron un compuesto que permitió inhibirlo en fase experimental, informó la Universidad de Lübeck, aunque alertó que «tomará años hasta que se convierta en un medicamento».  El artículo, que se publicó en el jornal Science, lleva por título «La estructura cristalina de la proteasa principal del SARS-CoV-2 proporciona una base para el diseño de inhibidores mejorados de α-cetoamida» y fue anunciada luego en un comunicado de la universidad.

Die Forschungsgruppe von Prof. Rolf Hilgenfeld hat die Struktur eines Schlüsselenzyms des#Coronavirus aufgeklärt. Dazu ist heute ein Artikel im @ScienceMagazine erschienen. Die beschriebenen Strukturen können bei der Entdeckung weiterer Wirkstoffe helfen.https://t.co/1xCdsXDRrD pic.twitter.com/FJka3EhSxr— Universität Lübeck (@UniLuebeck) March 20, 2020

Según el estudio,  utilizando diversos procesos de laboratorio, rayos X y cálculo matemáticos se pudo «encontrar la estructura de la principal proteasa viral (Mpro, también llamada 3CLpro)»involucrada en «la formación del complejo de replicación del coronavirus«, esto es, una proteína clave en la capacidad del virus de replicarse.

En el comunicado, se explicó que «basado en la estructura cristalina de la proteasa principal del nuevo coronavirus, Hilgenfeld pudo transformar su compuesto de plomo previamente desarrollado en un potente inhibidor del nuevo coronavirus» y lo bautizaron con el nombre de «13b».

Así se ve la estructura química de los inhibidores de α-ketomida

 Una ventaja aledaña de esta investigación es que se descubrió que «la caracterización farmacocinética del inhibidor optimizado revela un pronunciado tropismo pulmonar y la idoneidad para la administración por vía inhalatoria«, es decir que podría suministrarse directamente por vía respiratoria a humanos.

Sin embargo, los investigadores tienen reservas. «Sin duda, tomará varios años para que nuestro ingrediente activo se convierta en un medicamento contra el coronavirus» explicó Rolf Hilgenfeld, uno de los investigadores principales y agregó que «si todo sale bien, el medicamento podría estar disponible para el SARS-CoV-3, pero ciertamente no durante el brote actual».

Fuente: infotechnology.com

Deja un comentario